El color en nuestras estancias es un elemento decisivo que nos puede ayudar a definir el estilo de cada espacio. El color es muy importante y afecta de manera significativa la percepción del espacio. Dependiendo del color, los objetos pueden parecer más grandes o más pequeños. Un color claro nos puede proporcionar una sensación de amplitud en el espacio, al contrario de los colores oscuros.

Sin embargo, es importante encontrar la combinación ideal de todos los elementos para que el espacio sea armónico y conseguir el efecto deseado. Existen muchas posibilidades a la hora de combinar colores, un ejemplo que siempre funciona es el toque de color.

Para conseguir este efecto tiene que predominar en la estancia un color neutro, en paredes y mobiliario. Posteriormente escogemos un color que nos agrade, este sí puede ser un color intenso, con carácter y personalidad para aplicarlo en algunos elementos que queramos destacar.

Nuestro consejo desde Grupo Inventia es aplicar este color en elementos que no sean fijos para poder cambiar cuando queramos dar otro aire a nuestro hogar, sin que ello implique una inversión importante. Por ejemplo, pintar alguna pared del color destacado, o utilizarlo para elementos de mobiliario como pueden ser cojines, alfombras o lámparas.

Según el aire que le queremos dar a nuestro entorno optaremos por un tipo de combinación o otro. Por ejemplo cuando nuestra casa tiene techos moldurados, puertas con cuarterones y pavimentos hidráulicos, los colores oscuros pueden quedarnos muy bien. Suelen ser topologías de pisos que tienen mucha altura, esta característica permite utilizar en la pintura un color fuerte que podemos contrastar con las molduras y zócalos blancos.

Si nuestra idea es dar a nuestro piso un aire moderno minimalista, los tonos grises blancos, negros junto con mobiliario de acero y cristal serán la combinación ideal.

Aparte de la pintura, hay elementos como el papel pintado y los vinilos que también pueden dar a nuestro espacio el caracter deseado. Hay mil motivos indicados para cada espacio. Atreverse con un papel pintado en la cocina o en un baño de cortesía los convertirá en originales estancias diferentes a las convencionales.