El portugués Eduardo Souto de Moura, de 58 años, ha sido galardonado con el premio Pritzker de Arquitectura 2011, el más importante a nivel internacional, comparable a un Nobel de Arquitectura. El arquitecto se convierte en el segundo portugués premiado por este prestigioso galardón, después de Alvaro Siza. La ceremonia de entrega tendrá lugar el próximo 2 de junio en el Andrew W. Mellon Auditoriun de Washinton.

En sus años de estudiante, Souto de Moura trabajó durante cinco años con Alvaro Siza, el primer portugués galardonado con el premio Pritzker. En 1980, creó su propio estudio y, desde entonces, ha llevado a cabo más de 60 proyectos, la mayoría en su país natal, así como en España, Italia, Alemania, Reino Unido y Suiza. Viviendas familiares (sus primeros proyectos), cines, centros comerciales, hoteles, apartamentos, oficinas, galerías de arte, museos, escuelas, complejos deportivos y estaciones de metro han sido inspiración para el universo creativo del arquitecto luso. Uno de sus últimos proyectos es la Burgo Tower, finalizada en 2007 en Porto (Portugal), la ciudad donde vive y trabaja, compuesta por dos edificios, uno vertical y otro horizontal a diferentes escalas “en diálogo entre ellos y con el entorno urbano”.