Para desconectar del estrés diario, buscamos el placer de la relajación que nos proporciona el hidromasaje del agua caliente en nuestro hogar. Se puede disfrutar de un spa durante todo el año, independientemente de las condiciones climáticas, tanto en interior como en exterior. Con estas alternativas podremos alcanzar un bienestar físico y mental que tanto deseamos.

Un spa es una piscina de hidromasaje, un jacuzzi o una piscina termal. Principalmente podemos diferenciar entre SPA y SWIM SPA:

SPA: existen varias dimensiones y diferentes capacidades, así como diferentes asientos o tumbonas ergonómicas, con sofisticados conjuntos de impulsores de agua y aire, que nos proporcionaran un masaje para las diferentes partes del cuerpo. La característica principal es que el agua se mantiene caliente continuamente a la temperatura deseada. La temperatura óptima recomendada para la hidroterapia oscila entre los 37 y 39ºC.

Están equipados con un sistema de filtración que renuevan el agua constantemente. Gracias a estos sistemas podemos diseñar un oasis doméstico, un lugar para la relajación. Para un mejor disfrute, debemos ubicar nuestro spa de manera que podamos gozar de la mejor vista de nuestro entorno.

Necesita de poco espacio para su instalación, y debe estar sobre una superficie firme. También se puede empotrar en el suelo parcialmente o por completo. A nivel estético, tenemos infinitas opciones, pero lo más habitual es el revestimiento en madera.

Si nuestro objetivo es tener un lugar en casa donde poder practicar ejercicio y mejorar nuestro bienestar físico, estamos hablado de SWIMSPA: se trata de una perfecta alternativa a la piscina tradicional con natación contracorriente. Se puede ajustar la temperatura del agua según la época del año y la actividad a realizar. Esta equipado con una tecnología que garantiza el aislamiento completo y garantiza su rendimiento durante todo el año, sin ningún mantenimiento. Incluye una cubierta térmica que aísla y protege la superficie del agua, además cuando no se utiliza, el agua estará siempre protegida de la suciedad y de la radiación UV.

El rendimiento de estos sistemas, es más económico y el mantenimiento más efectivo que el de las piscinas. Gracias a estas instalaciones conseguimos ganar en bajo consumo, un fácil mantenimiento, más confort y un gran placer.

Con el ritmo de nuestra sociedad, podemos ganar en salud, relajación, confort y comodidad. Podemos disfrutar de las virtudes terapéuticas que nos proporciona el hidromasaje mediante una solución natural.