Ahora que llega el buen tiempo, es momento de prestar atención a los espacios exteriores. Vestir nuestras terrazas para empezar a hacer vida en ellas, para relajarse, para meditar y sobretodo para disfrutar del buen tiempo.

Existen diferentes topologías de jardines y terrazas. El clima , el espacio y su ubicación son factores imprescindibles a tener en cuenta a la hora de diseñar nuestro exterior.

En climas cálidos y mediterráneos, es idóneo la búsqueda de espacios de descanso,  con tumbonas o zonas acolchadas.  En Grupo Inventia nos gusta ofrecer al diseño de exteriores un exquisito uso de materiales naturales y resistentes a la intemperie, como la piedra, la madera o el hierro. Combinación con texturas naturales y colores suaves, que den protagonismo a la gama de verde que nos proporcionan las plantas y flores.

En zonas de interior, los tonos naturales, grises, cremas y crudos, se funden con los colores de la piedra, la tierra y el aire. Suelos de barro, muros de piedra vista, son característicos en casas de campo. La madera en bruto en elementos como el mobiliario, pérgolas o revestimientos, contrastan con el frescor del verde.

Para nuestros proyectos de exteriores es muy importante el tipo de planta que elijamos para acabar de conformar una estética determinada de nuestra terraza, de distintos tamaños y formas, para evitar la monotonía de la vegetación. Una propuesta interesante, es la combinación de macetas colgantes, que constituyen un elemento decorativo de gran impacto, dispuestas a diferentes alturas aprovechando el espacio vertical.

Gracias a los pequeños elementos, acabaremos de darle un toque personal y ayudaremos a aportar calidez al ambiente. Al anochecer, la luz cobra el papel protagonista en nuestras terrazas. Según el tipo de iluminación que utilicemos, crearemos ambientes muy diferentes. Existe una gran variedad de luminarias para exterior, con diferentes diseños y efectos de luz. Podemos optar también, por la utilización de velas, antorchas o candelabros, que proporcionan una luz cálida y tenue. Ilumina solo lo necesario, el resto déjalo en semipenumbra, para cultivar un paisaje en claroscuro.

Las terrazas y jardines nos acercan a la naturaleza, y  pensados con criterios sostenibles, los espacios exteriores transforman su casa y su vida.