Uno de los cambios mas importante en la vida de las personas, acontece con la llegada de un hijo. Una nueva etapa, donde los padres y el recién nacido tienen que adaptarse a un nuevo entorno y a una vida diferente.

Es muy importante adecuar el espacio del nuevo miembro de la familia, en relación a la etapa de su vida en que se encuentre.  En sus primeros meses, buscaremos crear un espacio de tonalidades claras, como grises, piedras, cremas o blancos, con algún motivo decorativo, pero en general buscando un espacio bastante neutro que transmita serenidad, sin una sobreestimulación ni un sobreexceso de información. En este período, el factor mas importante a tener en cuanta a la hora de diseñar su dormitorio,  será la funcionalidad, y por este motivo, en estos últimos años se ha diseñado mobiliario con múltiples funciones, en que una pieza permite su transformación en otras. Así, una cuna puede convertirse en cama, un cambiador en una cajonera o en un escritorio. De esta manera alargamos su vida útil y reducimos el gasto económico.

En la siguiente etapa, el niño entra en la época de la exploración, en la que todo es interesante y se convierte en un universo nuevo para el. Llega el momento de potenciar la imaginación y la mente del pequeño y el dormitorio puede sernos de gran ayuda, ya que podemos ofrecerles en su espacio, las herramientas necesarias para su estimulación. Ahora si que aparecen los colores, muy vivos, la fantasía y las texturas. Son unos pequeños exploradores y todo lo que está a su alcance es susceptible a ser deteriorado, así que tenemos que jugar con ello, por ejemplo con una pared de pizarra para que puedan dibujar en ella y puedan interactuar con los elementos de su cuarto. Otros elementos que protegerán las zonas mas propensas a dañarse y que a la vez nos ayudarán a decorar el dormitorio son los papeles pintados y arrimaderos.

Es interesante proporcionarles zonas de juegos o bien que el propio mobiliario tenga esta función, como un coche convertido en una cama, un divertido tobogán, una cabaña o una casita de muñecas. Crear un universo de fantasía a su alrededor donde él sea el protagonista y pueda dar rienda suelta a su imaginación. Y para proporcionar orden entre tanto caos, existen muchas soluciones para que sea fácil tener cada cosa en su sitio, como puertas correderas, bancos o estantes con cajas de mimbre, que no solo nos ayudaran a decorar el dormitorio infantil, si no que también nos será muy útil.

Es importante adecuar el cuarto infantil, ya que la vida de un niño, pasa por muchas etapas que tienen que verse reflejada en su espacio, donde hará vida el pequeño y podrá satisfacer todas sus necesidades.