Los espacios exteriores son un elemento más dentro de una vivienda, aunque la mayor parte del año no los utilicemos, ahora que empieza el buen tiempo empieza ser momento para ponerlos a punto para usarlos. Por eso, si tienes el privilegio de tener un jardín o una terraza, ya sea pequeña o grande, no habrá nada mejor que crear un pequeño salón o comedor en ellos.

Para crear un buen espacio exterior tenemos que ser conscientes de las medidas que disponemos para ver que elementos podemos disponer, que orientación queremos darles, y sobretodo, qué estilo queremos adoptar. En Grupo Inventia, expertos en reformas en Barcelona, te aportamos una serie de ideas sobre tendencias actuales y la forma de crear el exterior con estilo perfecto para tu hogar.

Actualmente, las tendencias en decoración apuestan o bien por un estilo vintage basado en el ready-made y el aprovechamiento de elementos antiguos, o por crear espacios exteriores mediante elementos de interior.

Es fundamental escoger la tipología de mobiliario que queremos utilizar, ya sean sillas, mesas, sofás, o tumbonas, que puedan permanecer en el exterior durante todo el año. Es importante valorar cuáles son las mejores vistas de nuestro espacio para colocar los elementos de mobiliario, y también mantener espacios diáfanos que permitan la circulación.

Los materiales para los elementos de exterior también es un elemento imprescindible a valorar, estos pueden ser desde fibra sintética, cualquier tipología de plástico, aluminio, madera de exterior o hierro forjado. En cuanto a lo que hace referencia a los tejidos, deben de ser resistentes, a poder ser impermeables para que tengan una mayor durabilidad para que aguanten las condiciones climatológicas , ya sea el sol como la lluvia.

Respecto a los colores, tenemos una gama muy amplia para utilizar en el espacio exterior. Desde tonalidades verdes o azules, remitiendo a la naturaleza, a colores más cálidos, cómo podrían ser los rojos, los naranjas y los amarillos, obien,  tonos más neutros como los tierras, los beiges y los blancos. Estos últimos son los más utilizados ya que dan más sensación de amplitud, tranquilidad e intemporalidad, y permiten ser combinados con detalles de color, ya sean de objetos como de vegetación.

Finalmente, por lo que hace referencia a la iluminación, el toque final en la decoración, puede ser con apliques, que dan una iluminación focal, o bien con alguna lámpara de techo o de pie. También se puede sustituir o complementar la iluminación mediante velas, que son una opción económica que ayuda a crear un ambiente acogedor con un toque chic.