En el departamento de interiorismo de Grupo Inventia nos gusta poder acercaros la últimas tendencias en diseño y decoración, al igual que las ideas para ponerlas en práctica. Para que nuestro hogar luzca con la mayor de las elegancias, uno de los factores más importantes es la luminosidad, en concreto, la luz natural.

La luz natural, además de impregnar de frescura cualquier estancia, es importante porque genera mayor sensación de amplitud, genera más vida y, como ya hemos mencionado, luce más elegante. Lo ideal en esta parcela es que la luminosidad esté presente en todas las estancias de nuestro hogar, pero sobre todo debemos intentar conseguirlo en esas salas en las que realizamos tareas cotidianas como leer, coser, recibir a las visitas, etc.

Algunas de las opciones para conseguir mayor luminosidad van desde la instalación de claraboyas hasta el derribo de tabiques. Esta última es muy efectiva, ya que se pueden introducir estancias más oscuras en otras con mayor luminosidad, consiguiendo un espacio diáfano lleno de luz natural.

Mobiliario para potenciar la luminosidad

Para conseguir mayor luminosidad en nuestro hogar, el mobiliario juega un papel muy importante. Para este objetivo, debemos optar por muebles bajos, ya que estos no impedirán la entrada de luz natural como podrían hacer los muebles altos. A su vez, otro mobiliario imprescindible en cualquier estancia son las estanterías. En este caso, para que contribuyan a potenciar la luminosidad, estas deben ser sin fondo, ya que se combinarán con el color de la pared, del que hablaremos más adelante.

Las puertas también son un objeto del mobiliario de nuestro hogar que marcarán la decisión de potenciar la luminosidad. En este caso, las puertas de cristal, o que sean de cristal en su mayor parte, son las más indicadas. Si no se pueden tener, por cualquier motivo, las puertas de color blanco son el mejor substituto.

Los colores de la luminosidad

Los colores que escojamos para pintar nuestro hogar o el de los elementos que haya en él, será fundamental para potenciar la luminosidad. En este caso, los colores indicados y recomendados son el blanco, los neutros e incluso el amarillo en tonalidades ocres.

Una de las mejores ideas para conseguir mayor luminosidad en nuestro hogar es pintar los techos de blanco e instalar un pavimento de parquet en tono madera claro, con pocas vetas. De esta manera, la sensación de amplitud y altura será mucho mayor y contribuirá a generar un ambiente más cómodo.

Para el color del mobiliario, el blanco y el color madera claro son los más indicados, sin ninguna duda. Además del color de los objetos, otro elemento que ayudará a potenciar la luminosidad en nuestro hogar son los espejos. Esta es la mejor opción para reflejar la luz natural.

En Grupo Inventia contamos con un equipo experto en interiorismo que podrá ayudarte a perfilar la nueva imagen de tu hogar. Puedes solicitar información sin compromiso contactando con nosotros.