En la reforma de una vivienda o un local, hay estancias que conllevan una cierta dificultad a la hora de decorar o de aprovechar el espacio. Un ejemplo son los pasillos, cuya función principal es la circulación, y nos sirven para comunicar diferentes estancias. Habitualmente suelen tener una dimensión más larga en el sentido de su circulación y debido a sus dimensiones no suelen admitir elementos de mobiliario. ¿Que podemos hacer para sacar provecho a estos espacios?

En Grupo Inventia se nos ocurren varias ideas para sacarle partido:

-Iluminación: Normalmente los pasillos de una vivienda son zonas interiores, con lo que la iluminación artificial es muy importante. Si tenemos unos techos altos con molduras, podemos jugar con unas lámparas colgantes decorativas, siempre manteniendo una relación con el espacio. Conseguimos una iluminación cálida, para un ambiente mas clásico o conservador.

También podemos crear un juego de iluminación más moderno, empotrando iluminación o bien en falso techo o en pavimento, dando como resultado un bañador de pared. O bien mediante focos, creando luces puntuales. Si tenemos unos techos altos, podemos marcar el perímetro con iluminación empotrada en falso techo, creando un efecto lumínico muy impactante.

-Elementos de decoración: si las dimensiones del pasillo nos lo permiten, en un lateral podemos poner algún elemento de decoración más natural, por ejemplo bambú, plantas secas, piedras… o bien tratar una pared de una manera diferente, mediante un revestimiento o añadiendo algún tipo de panelado, que podemos potenciarlo con la iluminación.

En el proyecto de reforma de la vivienda podemos buscar una estética más sencilla, un juego de cuadros y  marcos de diferentes medidas contrastando con el fondo de pared, nos ofrecerá un resultado interesante. También podemos diseñar una biblioteca o bien un mueble tipo buffet, que simplemente con un espejo y un lámpara, nos vestirá un pasillo desnudo. Si tenemos un pasillo irregular, con retranqueos, podemos aprovechar estos espacios como percheros, instalar baldas de obra o simplemente elementos decorativos, como una hornacina, de esta manera, un espacio que sólo era de paso se transforma en un ambiente funcional.

-Papeles pintados: un elemento muy recurrido para estos espacios es el decorarlo con papel pintado. Hoy en día existe una amplia gamma de diferentes modelos, acabados, texturas… con lo que nos permite jugar con ellos, en paredes, techo e incluso en el pavimento. El papel pintado nos ayudará a darle personalidad y hacer del pasillo un espacio único. El mismo efecto podemos conseguirlo mediante la pintura, pintar un pasillo con colores fuertes, es una buena opción para los mas atrevidos. O bien siempre podemos crear un arrimadero hasta media altura, con pintura, papel o cualquier otro material, como cerámica, madera… para proteger la parte que mas sufre y además darle un toque diferente a nuestro espacio de paso.

Según los elementos que decidamos instalar, conseguiremos crear un efecto u otro a nuestro pasillo, podemos potenciar su longitud, su altura o algún elemento existente…Pero cada vez mas, en nuestras viviendas tenemos en cuenta cada uno de los espacios, incluidos aquellos a los que no les dábamos importancia. Nosotros pondremos el límite, hasta donde nuestra imaginación nos marque, pero los pasillos también forman parte de nuestra vivienda y los trataremos como una estancia más.