A la hora de hacer una reforma de una vivienda, un elemento decisivo en el diseño de los espacios es el pavimento. En el mercado, existe una amplísima gama de materiales a elegir, pero el que cada vez cobra mayor protagonismo, y cada vez nos ofrece mas variedad y mejor calidad es la tarima flotante.

Existen diferentes tipos de tarimas flotantes:

Tarima flotante sintética o laminado: Se compone de varias capas. Consiste en una base de fibra de madera prensada de alta densidad (HDF), sobre la cual se adhiere un dibujo impreso imitación a madera o a otros materiales, sobre el cual, se aplica una capa a base de resinas para proporcionar resistencia. El grosor de la lama suele ser entre 6 y 12mm y su longitud varía en función de los modelos, pero oscila entre los 1280 y 1350mm. Habitualmente es mas duro que la madera, por lo que resiste mejor a las agresiones. También reacciona mejor a las manchas e incluso a las quemadas de cigarrillos. En los últimos 20 años, su popularidad a tenido un gran crecimiento, debido a su sencillo mantenimiento, a su fácil instalación (tipo clic) y sobretodo a su precio, mucho mas económico. Puede presentar diversas propiedades según su fabricante, pero todas ellas son el resultado de un test de abrasión, donde una maquina somete al suelo a una serie de frotados con una rueda de papel de lija, hasta que el dibujo decorativo pierde su apariencia original. Según el número de vueltas que soporte, los suelos se clasifican en:

  • AC-1 (más de 900 vueltas)
  • AC-2 (más de 1.800 vueltas)
  • AC-3 (más de 2.500 vueltas) USO VIVIENDA
  • AC-4 (más de 4.000 vueltas) USO LOCALES COMERCIALES
  • AC-5 (más de 6.500 vueltas) USO LOCALES COMERCIALES DE MAYOR TRANSIT

Tarima flotante madera multicapa: Se compone de una base inferior de estabilización y dos o mas capas de madera. La capa mas superf icial suele ser de madera noble y las intermedias de una madera mas resistente y barata como la de pino o abeto. La capa de madera noble, conlleva un tratamiento tipo barniz, para dar resistencia y ayudar a conservar el color de la madera. El grosor de la lama suele ser de 12 a 16mm y la longitud de 1800 a 2200mm. El mantenimiento y la conservación de este tipo de material se hace a través del acuchillado y barnizado de la capa superficial, que suele tener un grosor de mínimo de 2,5mm hasta 6,5mm. Este tipo de suelo, relativamente novedoso, consiguen un acabado visual muy similar al del parquet de madera maciza, aunque su sistema de colocación y anclaje es de tipo clic, de igual manera que la tarima laminada sintética.

Tarima flotante maciza: Se trata de tablas o lamas de madera maciza, con unas dimensiones que variaran según el fabricantes y con un grosor de hasta 2cm. Puede ir instalada sobre rastreles o encolada sobre un soporte que se llama Elastilon, que permite los movimientos de la madera con los cambios de temperatura.

En el mercado existe una extensa gama de estilos, formatos, colores y texturas diferentes, que acabaran de configurar la estética o ambiente en nuestro espacio en la reforma de nuestra vivienda o de nuestro local. También el tipo de zócalo ayudará a crear la estética final, la tendencia hoy en día es el DM para pintar, sobretodo en blanco o colores claros, que nos amplían el espacio y nos crean una continuidad con la pared.  Cada proyecto requiere un estudio cuidadoso de los materiales seleccionados.

La elección del tipo de pavimento será fundamental para que la funcionalidad y la estética puedan convivir en un mismo espacio.

Imagenes: http://www.terhuerne.de (Tarima flotante sintética)

 

 

 

 

 

 

Existen diferentes tipos de tarimas flotantes:

Tarima flotante sintética o laminado: Se compone de varias capas. Consiste en una base de fibra de madera prensada de alta densidad (HDF), sobre la cual se adhiere un dibujo impreso imitación a madera o a otros materiales, sobre el cual, se aplica una capa a base de resinas para proporcionar resistencia. El grosor de la lama suele ser entre 6 y 12mm y su longitud varía en función de los modelos, pero oscila entre los 1280 y 1350mm. Habitualmente es mas duro que la madera, por lo que resiste mejor a las agresiones. También reacciona mejor a las manchas e incluso a las quemadas de cigarrillos. En los últimos 20 años, su popularidad a tenido un gran crecimiento, debido a su sencillo mantenimiento, a su fácil instalación (tipo clic) y sobretodo a su precio, mucho mas económico. Puede presentar diversas propiedades según su fabricante, pero todas ellas son el resultado de un test de abrasión, donde una maquina somete al suelo a una serie de frotados con una rueda de papel de lija, hasta que el dibujo decorativo pierde su apariencia original. Según el número de vueltas que soporte, los suelos se clasifican en:

  • AC-1 (más de 900 vueltas)
  • AC-2 (más de 1.800 vueltas)
  • AC-3 (más de 2.500 vueltas) USO VIVIENDA
  • AC-4 (más de 4.000 vueltas) USO LOCALES COMERCIALES
  • AC-5 (más de 6.500 vueltas) USO LOCALES COMERCIALES DE MAYOR TRANSITO.

Tarima flotante madera multicapa: Se compone de una base inferior de estabilización y dos o mas capas de madera. La capa mas superficial suele ser de madera noble y las intermedias de una madera mas resistente y barata como la de pino o abeto. La capa de madera noble, conlleva un tratamiento tipo barniz, para dar resistencia y ayudar a conservar el color de la madera. El grosor de la lama suele ser de 12 a 16mm y la longitud de 1800 a 2200mm. El mantenimiento y la conservación de este tipo de material se hace a través del acuchillado y barnizado de la capa superficial, que suele tener un grosor de mínimo de 2,5mm hasta 6,5mm. Este tipo de suelo, relativamente novedoso, consiguen un acabado visual muy similar al del parquet de madera maciza, aunque su sistema de colocación y anclaje es de tipo clic, de igual manera que la tarima laminada sintética.

Tarima flotante maciza: Se trata de tablas o lamas de madera maciza, con unas dimensiones que variaran según el fabricantes y con un grosor de hasta 2cm. Puede ir instalada sobre rastreles o encolada sobre un soporte que se llama Elastilon, que permite los movimientos de la madera con los cambios de temperatura.

En el mercado existe una extensa gama de estilos, formatos, colores y texturas diferentes, que acabaran de configurar la estética o ambiente en nuestro espacio. También el tipo de zócalo ayudará a crear la estética final, la tendencia hoy en día es el DM para pintar, sobretodo en blanco o colores claros, que nos amplían el espacio y nos crean una continuidad con la pared.

Cada proyecto requiere un estudio acurado de los materiales seleccionados. La elección del tipo de pavimento será fundamental para que la funcionalidad y estética puedan convivir en un mismo espacio.