En la reforma integral de hogares antiguos, normalmente de más de 50 años, podemos encontrarnos con una estructura de vigas de madera que quedaban ocultadas por un falso techo. Estas vigas tenían una función arquitectónica básica aunque estéticamente no tenían consideración y por eso se ocultaban bajo un falso techo.

Actualmente estas vigas de madera han cogido protagonismo en la decoración y el diseño de interiores, y es que son muchas las personas que deciden mantener las vigas en la reforma de viviendas antiguas como recurso decorativo. En diseño de interiores, estas vigas nos aportan una personalidad especial en el techo de nuestro hogar. Existen muchas posibilidades e ideas de interiorismo que podemos aplicar a nuestros techos con vigas, desde Grupo Inventia queremos explicaros algunas de ellas.

Las vigas de madera en su color original suponen un recurso perfecto para plasmar una decoración y diseño de estilo rústico.

Siempre que mantengamos la madera en su color original, la opción más recomendable es combinarlas con un techo de color neutro para evitar que se crea un ambiente caótico y desordenado. El blanco es la mejor opción si queremos transmitir mayor sensación de altura del techo. En caso contrario recordad que con los tonos oscuros se deberá compensar el efecto opuesto.

Otra opción para el color es la de pintar las vigas en el mismo color que el techo. De este modo crearemos un diseño de interiores uniforma y mayor sencillez en la estética.

Si tienes pensado reformar una antigua vivienda, plantéate que hacer con las vigas de madera existentes. Contacta con el equipo de interiorismo de Grupo Inventia quien te dará un asesoramiento a medida.