Una de las últimas tendencias actuales es el estilo vintage, que actualmente no repercute solamente en el mundo de la moda, sino que también es empleado en el mundo de la decoración y el diseño. Se trata de una tendencia que ha regresado con aires renovadores, que mezcla lo clásico y lo romántico para recrear un estilo delicado que nos permite recuperar objetos y muebles antiguos. En esta ocasión hablaremos sobre cómo aplicar éste estilo dentro de la zona más reducida de la vivienda, el cuarto de baño.

Para conseguir una decoración vintage debemos conocer previamente qué características tiene para que nos permita transformar el espacio. El mayor atractivo del estilo vintage es la capacidad que tiene esta tendencia para mezclar objetos, es decir, la posibilidad de unir lo antiguo con lo moderno y actual.

Ésta tendencia, intenta hacer todo lo contrario al estilo minimalista, estilo que predominaba actualmente, que limita el uso de mobiliario y de complementos. El estilo vintage sugiere la utilización, la mezcla de muchos complementos, objetos de decoración y mobiliario variado. Es por este motivo que si utilizamos el estilo vintage debemos cuidar las combinaciones entre los diversos objetos ya que es aconsejable que mantengan un equilibrio estético, evitando el exceso de decoración.

Según el equipo de interioristas de Grupo Inventia, el baño vintage debe concebirse como un espacio íntimo, optando por colores claros y naturales como pueden ser el blanco, el beige o tostados claritos. Usando un mobiliario de líneas clásicas, como pueden ser muebles de madera ya sean desgastados, decapados o con los detalles que los complementan, en los tiradores o los toalleros en tonos dorados. Pero el toque imprescindible en el baño para conseguir darle el efecto vintage es el espejo, que debe ser de estilo rococó.

Los complementos que podemos darle al baño en referencia a los tejidos deben de ser en tonos dorados, cremas o que contengan estampados con algunos detalles de flores o topos. Incluso, a veces, es adecuado utilizar tonos neutros en los elementos fijos (mobiliario y alicatados) y jugar con colores vivos o negros, con los complementos o detalles.

No podemos olvidarnos del elemento mas importante y característico del baño: la bañera. Para darle el toque final a nuestro baño estilo vintage tiene que ser una bañera ovalada, con cuatro patas ornamentadas y grifos a un estilo del siglo pasado.

De esta manera, el estilo antiguo, vuelve a ser protagonista en nuestros hogares. Desde Grupo Inventia, reformas integrales en Barcelona, te aconsejamos cómo diseñar un baño estilo vintage sin perder sus funcionalidades.