La moda y el diseño avanzan a pasos agigantados y cada vez surgen más ideas más polifacéticas. Una de las tendencias actuales se basa en la reutilización de mobiliario, ya sea para nuestra propia casa, para darle un toque único y personal, o para un local comercial que quiere infundir ese aspecto ecologista y moderno que tanto funciona.

De los dos aspectos anteriores, nos centraremos sobretodo en el segundo, como locales comerciales como bares o restaurantes están adaptando esta tendencia para reutilizar el mobiliario cada vez más. Esta es una práctica que se extiende sobre todo a las sillas, consiguiendo un aspecto muy variado y muy colorido, ya que la reutilización del mobiliario más trendy va más allá de una restauración al uso.

Actualmente existen bares, en los que tanto puedes tomar un café a media tarde mientras lees un libro como algunas copas por la noche con tus amigos, que mezclan varios estilos, pero que van en una misma dirección. Esta tendencia decorativa mezcla el diseño minimalista con el industrial además de potenciar la reutilización ecológica. Justamente este vendría a ser el mensaje, el poder tener un rato para ti o para compartir, con todo lo necesario pero sin demasiados abalorios y utilizando material reciclado, que muestra una cara favorable al sostenimiento de la naturaleza.

Obviamente, estos bares y restaurantes cuentan con mecanismos modernos en la barra y tienen en sus instalaciones planchas para cocinar y neveras en perfectas condiciones, como de ser en todo negocio dedicado a la restauración. Sin embargo, si no adentramos más en estos singulares espacios veremos, o mejor dicho, sentiremos una cierta nostalgia.

Entrando ya más en detalles específicos, diremos que las mesas bien pueden ser plafones de madera conglomerada, incluso con alguna que otra rallada producida por el tiempo,  enganchadas a cuatro trozos de metal que hacen la funcione de patas. En casos más atrevidos de reutilización de mobiliario nos encontraremos que una mesa para apoyar tu bebida y tu comida es una mesa de ping-pong, tranquilamente.

Cuando ya tenemos las mesas debemos encontrar las sillas y en este aspecto hay barra libre de ingeniosidad e ideas. Desde la clásica silla de mimbre a unas posaderas construidas con palés, todo vale. Pero lo que está siendo más utilizado por los emprendedores más retro del momento es el “desorden”, lo explicamos. En una misma mesa puedes ver ocho sillas, viejas o por lo menos utilizadas, de modelos totalmente diferentes: sillas estáticas, plegable, taburetes, etc., pero con una característica en común, todas ellas han sido pintada con colores diferentes.

Gracias a la aparición de pinturas especiales válidas para cualquier superficie, hacen esta tarea mucho más fácil. Sin duda este es el toque que define a esta tendencia ecologista y minimalista de la reutilización de mobiliario, haciéndola única y muy característica.

Casi para terminar, el envoltorio de todo esto suele tener un aire industrial. Se apuesta por unas paredes de ladrillo visto pintadas con colores neutros, blanco sobretodo o beige, ya que con paredes de estos colores, resaltan los elementos coloridos como las sillas. Para la iluminación, lo más normal y habitual es contar con lámparas tipo industrial en el techo y flexos de varios modelos y colores en las mesas o estanterías del local.

Hemos querido acercarnos a esta tendencia porque cada vez se está viendo más y es necesario conocerla. Si aún no la has visto, no dudes en buscar un local así, no te defraudará. A su vez, también te invitamos a que nos conozcas más y te ofrecemos la posibilidad de nuestro perfil social oficial de empresa, encontrarás más noticias sobre reformas integrales, tendencias y nuestros datos de contacto. Te gustará.