Actualmente, las viviendas no disponen de mucho espacio para los recibidores, por lo que es un espacio al cual no se le da mucha importancia. Por lo que hoy, desde Grupo Inventia, reformas en Barcelona, vamos a dedicar un post a este espacio de la casa, el recibidor. Aunque normalmente no se le dé importancia, debemos prestar atención a la hora de decorar este espacio debido a que es lo que te lleva a hacer una primera valoración de una vivienda. Por este motivo tenemos que hacer una buena carta de presentación con la decoración para dar una buena primera impresión.

El recibidor es un espacio que tiene que ser práctico y acogedor. Es el espacio que adelanta y presenta el estilo general de la vivienda  y tiene como función principal recibir a los visitantes, aunque también puede adoptar distintos usos, como rincón de lectura, salita para el café, o área de almacenaje.

Es importante determinar un estilo de decoración parecido en toda la vivienda, por lo que este estilo también tiene que ser reflejado en el espacio de entrada. De esta manera podremos escoger los elementos decorativos y de mobiliario que pongamos. Antes de definir los muebles que irán en este espacio, es importante decidir si necesitamos espacio para almacenaje, es decir, paragüero, percha, o un espacio para guardar las llaves.

Lo más práctico es reservar un espacio para los paraguas, para que cuando llegues de la calle un día de lluvia puedas guardar el paraguas sin mojar toda la casa. También es importante tener un espacio para colgar las chaquetas, ya sea grande, como un armario o un pequeño colgador. De este modo, si vienen visitas, será mucho más práctico para que dejen sus abrigos.

Por lo que hace referencia a los elementos decorativos, son una gran opción para definir el estilo y el toque final personalizado. Un clásico para decorar este espacio es mediante la colocación de un espejo, ya que es una solución ideal para ampliar el espacio visualmente, y además permite hacer los últimos retoques antes de salir de casa. Otra opción es la colocación de cuadros, ya sea un cuadro grande centrado, o una composición de cuadros creadas a partir de cuadros pequeños y medianos, tal y como comentamos anteriormente en el post sobre la colocación de estos. También puede ser muy práctica la colocación de algún tipo de mueble, como un aparador o una cajonera, para poder dejar las llaves, las cartas y algún elemento decorativo, o algún tipo de mueble o elemento para dejar los zapatos.

Por lo que hace la iluminación de estos espacios es importante ya que suelen ser espacios oscuros y es importante darle calidez. Es por esto que tenemos la opción de iluminar el espacio con una luz empotrada o de superficie de techo o pared, y además, darle un toque de estilo mediante una lámpara, ya sea de pie o suspendida.

Finalmente, por lo que hace a los colores, aunque es ideal utilizar tonos neutros y relajantes, para dar sensación de amplitud y luminosidad, también podemos jugar con una pared de distinto color o acabado para dar sensación de profundidad. Es decir, podemos jugar con tonos marrones o grises, o incluso de color, según el estilo personal y decorativo, para darle un toque de distinción. Incluso, podemos utilizar distintas texturas en las paredes, como podría ser la utilización de papel pintado, revestimientos metálicos, tejidos, o incluso revestimientos cerámicos.