Hoy en día hablamos del papel pintado como un clásico que renace, vuelve a estar de moda en muchos proyectos de interiorismo, dando una personalidad y carácter a cada espacio.

Su raíz proviene de Oriente  y llegó a Europa en el siglo XVII. Con la Revolución Industrial, tuvo su gran esplendor gracias al abaratamiento de la fabricación mediante mecanización.

Desde entonces, han estado presente a lo largo del siglo XX. Las modas han ido variando, desde motivos florales, que tuvieron un gran éxito a comienzos de siglo, hasta formas geométricas con colores vivos y diferentes diseños.

Actualmente, retomamos esta tendencia , teniendo una gamma amplísima de modelos y diseños, con diferentes colores y texturas. Nos proporcionan un abanico muy extenso de posibilidades a la hora de definir espacios, nos ayudan a zonificar, a crear ambientes y nos aportan a cada interior un carácter propio y acorde a su función.

Existen diferentes tipos de papel pintado. Podemos encontrar papeles texturados, con variedad de acabados, como imitaciones a pieles, muy útil para disimular imperfecciones de la pared. Papeles vinílicos con un acabado plástico, ideales  para zonas húmedas, como baños y cocinas, con gran facilidad de limpieza. Autoadhesivo, que lleva el pegamento incluido y facilita el proceso de aplicación. Con base textil, en diferentes acabados  para un ambiente mas cálido y acogedor. Foto murales de gran formato, pueden ser personalizados y nos trasportan a diferentes parajes .

Se aplica sobre pared lisa, preparada anteriormente, habiendo retirado cualquier elemento existente, como estucado o papel pintado.

Una idea original, es aplicar este tipo de revestimiento sobre mobiliario, el cual nos da la posibilidad de combinar y crear contrastes con una envolvente neutra. Un ejemplo de esta aplicación, es el de decorar el interior de porticones de armario, o traseras de muebles.

El revestimiento en papel pintado, es un recurso muy utilizado hoy por hoy, por su gran abanico de posibilidades, por la gran variedad de producto que encontramos en el mercado y por que podemos dar al espacio un valor añadido, un sello propio.