El color es el elemento decorativo mas significativo de las casa, y lo utilizamos para crear espacios, para reflejar estilos o definirlos. Estos son muy importantes y afectan en la percepción del espacio.

La tendencia en decoración en la temporada primavera- verano 2012 se caracterizó por los tonos metales, colores que no son completamente neutros pero que actuaban como tal. Tonos dorados, plateados y bronces, aportaban elegancia a los espacios de una manera simple y combinando con cualquier color. Y los tonos rojizos anaranjados que daban color a los hogares.

Sin embargo, la temporada que estrenamos (otoño- invierno 2012) la tendencia vuelve a ser la de los colores neutros: el blanco roto arena, el beige o el marfil. Colores cremas que vuelven a ser protagonistas en la decoración, haciendo los hogares mas luminosos. Tendencias de color que si los complementamos con muebles de estilo “vintage” obtendremos estancias elegantes, discretas y atemporales, permitiendo así reutilizar los elementos antiguos y pudiendo combinarlos con rayas claroscuras o tonos fuertes como el granate, el chocolate e incluso el negro creando ambientes tranquilizantes y de relax.

Y es que el color y la elección de éste es muy importante a la hora de crear los espacios en nuestro hogar. El primer paso que tenemos que dar es hacer la selección del color que queremos para nuestro hogar, posteriormente ver el tamaño de la habitación. Ambos elementos tendrán que combinarse y complementarse: si la estancia es amplia podemos emplear colores oscuros, ya que afectan a la percepción del espacio haciéndolos mas pequeños, si la estancia es pequeña, conviene decantarse por colores de tonalidades claras que  agrandan las estancias.

Pero los colores no son el único elemento básico a tener en cuenta en la decoración y creación de espacios. La decoración complentaria y mobiliario que tendrá la estancia son otro elemento determinante, ya que estos tienen sus propias connotaciones y pueden ayudarnos a la decisión final.

El rojo, representa la pasión, el poder y la emoción. A las estancias le aporta calidez y alboroto. Mientras que a las personas el rojo es un color que anima, estimula y aporta energía. Por lo que es un estupendo y perfecto color para utilizarlo en entradas, o vestíbulos ya que se asocia a lugares de mucha actividad, pero también podemos utilizarlo en comedores, ya que provoca a las personas aumentando las ganas de comer haciendo que los platos sepan mejor.

El naranja, es el color de la alegría y la celebración transmitiendo energía y confianza y hace sentirnos jóvenes. Puede utilizarse conjuntamente con elementos naturales, así conseguirás lugares más acogedores. El naranja en tonos claros es ideal para habitaciones de invitados o salones, pero hay que tener cuidado si vives en zonas calurosas ya que el naranja te puede dar sensación de más calor en el ambiente.

El amarillo, transmite felicidad y calidez, estimula la capacidad intelectual y eleva el ánimo. Es un color muy alegre, por lo que si lo utilizamos, crearemos ambientes alegres y llamativos, también nos ayudan a dar luminosidad a en las estancias.

El rosa, es un color que transmite dulzura, romanticismo, feminidad y tranquilidad. Es ideal para habitaciones infantiles o baños aunque también es un color que provoca que los alimentos sepan más dulces.

El azul, es considerado el color más relajante y tranquilizador por lo que es adecuado para cualquier habitación pero es aconsejable en dormitorios ya que crea efectos de limpieza, orden y da profundidad a los espacios.

El morado, se asocia al lujo, la creatividad. En tonos oscuros es elegante y sofisticado, mientras que en tonos claros transmite tranquilidad. Es un color que puede dar tanto sensaciones frías o cálidas y es difícil de combinar siendo el verde y el amarillo el que mejor encaja.

El verde, representa la prosperidad, aporta comodidad y seguridad ya que alivia el estrés y nos transmite sensación de calidez. Por lo que dependiendo de sus tonalidades puede utilizarse en cualquier estancia de la vivienda.

Los colores neutros, como son el blanco, negro, gris, cremas o incluso colores terrosos, como el marrón, dan toques de profundidad en los ambientes y son muy flexibles para adaptarse a cualquier ambiente.

Por lo que en el momento de escoger un color, el equipo de interioristas de Grupo Inventia te recomendamos que tengas en cuenta la luz natural ya que puede influir en la elección de tonos oscuros o claros. La luz artificial, las luces incandescentes activan los colores mientras que las luces frías los enfrían. Intenta conseguir un equilibrio en toda la decoración, creando una armonía en la integración de todos los colores ya que afectan a la vista y así será una sensación agradable, equilibrada y serena. Sin dejar de lado la funcionalidad ya que si son estancias de día podemos utilizar colores mas vivos y alegres mientras que en las zonas de noche es aconsejable colores mas relajantes. Deseamos que éstos consejos sean de gran ayuda.