Cuando no proponemos realizar reformas integrales en nuestro cuarto de baño, empezamos a mirar todo tipo de elementos y materiales para conseguir el baño ideal. Sin embargo, nos encontramos con algunas ideas que pese a que nos gustan mucho, tendemos a rehusarlas desde un principio. Esto sucede, en la mayoría de los casos, con la madera.

Un baño con elementos de madera nos resulta bonito a la vista, deferente y original, pero desestimamos esta opción al pensar que se puede dañar con el agua, que se puede romper por la humedad o que, simplemente, es una mala idea. Pero para suerte de los amantes de este tipo de combinaciones, que parecían imposibles, los tiempos y los materiales han cambiado a mejor. Ahora podemos hacer una reforma de baño alejándonos del típico azulejo.

Si nos gusta y queremos tener madera en nuestro baño, ya sea en el lavabo, en el suelo o en las estanterías, vamos a ver como esto es posible y que los pasos para mantenerla son bien sencillos.

El primer paso en nuestra nueva decoración del baño es escoger muy bien el tipo de madera. Obviamente no podemos poner cualquier madera, ya que justamente han evolucionado y sido tratadas para estos casos. La madera que utilicemos para colocar en nuestro baño debe ser maciza y de tipo tropical, ya que estas maderas están preparadas de forma natural para soportar humedades y lluvias.

Otro punto importante a tener en cuenta es el mantenimiento. Primero, hemos de asegurarnos de que la madera esté bien fijada para asegurarnos de que no se moverá con el paso del tiempo. Seguidamente, se debe aplicar una capa protectora anti humedades para reforzarla en un ambiente, teóricamente hostil. Esta elección recaerá sobre nosotros y debemos ser muy cuidadosos para no quedarnos cortos pero también para no sobrepasarnos. Lo aconsejable para que la madera de tu baño se mantenga con el paso del tiempo es aplicar una capa de protección si la madera ya está tratada y dos si es virgen. Ahora, para que no pierda la elegancia, sólo quedará ir realizando un mantenimiento cada cierto tiempo.

Como venimos comentando, la colocación de madera es apta para nuestro cuarto de baño, pero aún así deberemos seguir una serie de precauciones. Como hemos mencionado, la madera está preparada para convivir con el agua y la humedad, pero eso no es todo. Para no tener ningún disgusto, nuestro baño ha de tener una buena ventilación.

Para finalizar las recomendaciones, nos centraremos en los días posteriores al haber instalado madera en el cuarto de baño, en su protección y limpieza. El primer punto viene dado por la humedad y el agua y no debe resultar un gran problema para nosotros. Para proteger la madera de nuestro baño de estos elementos, lo mejor es usar cualquier tipo de protector exterior, con esto será suficiente. Por otro lado, no debemos limpiarla con los productos con los que limpiamos cualquier mueble de nuestro hogar, esto es más sencillo. Para garantizar la limpieza de la madera de nuestro cuarto de baño basta con pasar un trapo húmedo por encima de la superficie, así no se dañará la capa protectora que mencionamos anteriormente.

Siendo una empresa con amplia experiencia en reformas integrales, también contamos con un equipo de expertos en interiorismo. Ambas partes nos unimos para ofrecerte el mejor servicio adaptándonos absolutamente a tus necesidades. Échale un vistazo a nuestros proyectos y reformas que hemos realizado y decídete por nosotros, somos tu mejor opción.