Pavimentos hidráulicos, suelos con personalidad

El tradicional pavimento hidráulico que podíamos encontrar en viviendas del siglo XIX vuelve a estar presente en muchos proyectos de la actualidad. En Grupo Inventia no limitamos nuestra creatividad a la hora de añadir elementos de gran consistencia técnica y estética como el pavimento hidráulico para ofrecer a nuestros proyectos un valor añadido a los nuevos espacios y recuperar antiguas aplicaciones para las nuevas tendencias.

Durante los años 20 la utilización  de los mosaicos hidráulicos era una práctica habitual, coincidiendo con el esplendor del Modernismo en Cataluña, se desarrolló una próspera industria de pavimento hidráulico en Barcelona, hecho que posicionó la ciudad pionera a nivel mundial en la fabricación de baldosas hidráulicas. Destacaba por su calidad y marcó tendencia en su diseño.

Por su composición, la loseta hidráulica es un material muy poroso. Esta formado por tres capas de cemento y acabado por una fina capa de cemento blanco teñido a partir de tintes, que se combinan con el agua del fraguado distribuido por colores en zonas delimitadas mediante moldes.

El mantenimiento que requiere el pavimento hidráulico es superior a la de otros materiales, como el terrazo, que paulatinamente los fueron sustituyendo.

En la actualidad los avances tecnológicos han permitido la creación de pavimentos hidráulicos con diseños actuales y más resistentes, aunque en muchas ocasiones encontramos los pavimentos originales en edificios que queremos reformar. En este caso, se lleva a cabo una minuciosa labor de restauración.

Es un pavimento caracterizado por una gran diversidad colores y formas, diseños variados de motivos orgánicos que recuerdan estampas florales o bien formas geométricas como los cuadros. Las cenefas perimetrales son habituales, y como si de una alfombra se tratase, combinan colores lisos y dibujos centrales. La recuperación de este tipo de elementos, mantienen la esencia del propio edificio, y finalmente, lo nuevo y lo antiguo conviven en un mismo espacio, donde lo nuevo enfatiza el valor de lo antiguo y viceversa.

Un recurso muy utilizado hoy por hoy, es combinar este pavimento con otros materiales, como la madera. Podemos diseñar diferentes composiciones como alfombras de hidráulico en grandes o pequeñas superficies. Se trata de una actuación meticulosa y delicada que da unos resultados únicos, creando espacios con una índole particular.

Conservar aquellos elementos con valor histórico que nos recuerden la esencia original de la arquitectura, juntamente con un diseño moderno y actual, forman un espacio atemporal, único y con personalidad propia. Damos un valor añadido al espacio y le otorgamos la capacidad de perdurar en el tiempo.

Imágenes extraidas de http://www.ceramicasferret.com/